‘Esto no es un blog’

Hay una frase en la página de Gemma Ferreres que me intriga desde la primera vez que la vi, en los últimos días no me la saco de la cabeza. Dice: 'Esto no es un blog. Esta es mi segunda casa… ¿Qué es un blog? (y también: ¿qué es un blogger?, lo cual se presta a muchos chistes).

Con la venia de Gemma (ella es otra de mis debilidades en esto de los blog, entendido en el buen sentido de la palabra: por lo mucho y muy interesante que puede decir sobre lo que es ser un blogger).

¿Qué es un blog?. Juan Freire dice algo desafiante:

un blog no es nada en concreto y potencialmente puede ser cualquier cosa (como casi todo en la vida), de lo más sublime a lo más repulsivo

No creo que pueda decirse que un blog no es nada. O al menos no todos aceptan que se diga de cualquier cosa que es un blog.

Tampoco quiero que nos pongamos esencialistas. No voy a subir al monte y bajar con el decálogo grabado a fuego en el que se establezca qué es un blog. No todo lo que esté en una plataforma de blogs será un blog, digo (curioso que Gema gestiona su no-blog con ¡Wordpress!, jeejeje, no le falta ironía).

Así que parece que no todo vale. Enrique Dans escribía un interesante artículo en PC Actual hace un tiempo (‘La identidad de la bitácoras’) en el que dice:

si cualquiera, por simplemente utilizar un sistema de gestión de contenidos (CMS), se convierte por ello automáticamente en blogger… ¿dónde está la novedad y la identidad del fenómeno? ¿Convierte el formato a una persona en algo diferente? ¿Se transforma uno en poeta por el hecho de escribir en columna centrada irregular y utilizando sólo una pequeña parte de cada renglón?

Por el contrario, en torno a los blogs existe esa ‘identidad blogger’ y todo un ‘imaginario blogger’ (o más bien, muchos imaginarios bloggers’). Partiendo de esta hipótesis, ¿cuáles son los efectos que se derivan de esa identidad blogger?

Julio Alonso criticaba hace un tiempo, igual que Fernando Polo, que el blog abierto por Renault para su Clio no era un blog. Hace unos días alguien me decía: 'lo de los weblogs SL no son blogs, son medios'. Otras tecnologías no tienen asociadas identidades por el simple uso. Uno no es un ‘movilista’, por usar un móvil, ni un ‘correro’, por usar el correo electrónico, o un ‘chatero’, por darse al chat.

¿Será que lo singular del blog la existencia de esa ‘identidad’ de blogger? Lo importante no es quizás que lleguemos a un consenso sobre qué es un blog, sino que que lo fundamental es la misma existencia del debate, porque en él se trazan líneas de demarcación, se organiza la blogosfera, el 'imaginario blog' se convierte en un elemento ¿normativo?, y si no, sólo hay que pensar en la polémica originada por el blog de Marcelino Madrigal en MSN Spaces de Marcelino Madrigal y el rechazo de muchos hacia él (y por extensión a todos los blogs de MSN).Hay mucha tela que cortar en la ‘identidad blogger’.


About this entry